Los daños e indemnizaciones en los accidentes de moto

Los accidentes de moto son aquellos que revisten una mayor gravedad por norma general, lo que hace que sean los que provocan la mayor cantidad de casos de mortalidad y de heridos de alta gravedad, siendo la mitad de los accidentes causados por responsabilidad de otros vehículos. En cuanto al resto de casas, las más habituales radican en las caídas, en muchas ocasiones por deficiencias en las carreteras o las circunstancias meteorológicas.

Ante un accidente en el que no seas responsable, puedes solicitar una indemnización por accidente de moto, en la cual se deben valorar diferentes factores que afectan tanto a los daños personales como a los daños materiales.

Los daños personales en el caso de los accidentes de moto son, generalmente, más graves que en los accidentes en los que están implicados otro tipo de vehículos, ya que los de dos ruedas son vehículo más vulnerables y que hacen que los conductores estén mucho más expuestos a los daños, tanto de las extremidades como de la cabeza.

En aquellos casos en los que hay lesiones graves, más allá de la posibilidad de que se pueda llegar incluso a perder alguna de las extremidades o parte de las mismas, acostumbran a dejar secuelas estéticas, las cuales se consideran también daños morales por el perjuicio que suponen para la persona. En los accidentes de moto las cicatrices y las quemaduras son las secuelas a nivel estético más habituales.

Por otro lado, de cada  las indemnizaciones por accidente tráfico se tienen en cuenta los daños materiales fruto del accidente de moto, donde además de tener en cuenta los daños que ha podido sufrir el vehículo, también se deben valorar los daños de todos los objetos que se pudieran llevar en el momento del mismo como relojes, ropa, teléfono móvil, etcétera, si bien en estos casos es complicado determinar la cuantía si no se conservan las facturas.

Por último, recalcar que además de la importancia de aportar toda la documentación médica posible, puede ser clave contar con un testigo que pueda verificar la versión de los hechos.

Deja un comentario