Indemnización por negligencias médicas

La negligencia médica no es una cuestión sencilla de resolver, puesto que es no siempre es fácil diferenciar el error humano de la mala praxis médica. Uno se refiere a algo que verdaderamente se escapa de las manos (como pueden ser factores institucionales) y otro se refiere a un acto (acción u omisión) que hecho de forma negligente puede afectar a una persona.

Si sabemos que el daño fue hecho por negligencia, podemos iniciar el proceso de reclamación por mala praxis. En este artículo desarrollaremos un poco de qué se trata la indemnización por negligencia médica.

¿Qué hacer antes de iniciar la reclamación?

Para realizar la reclamación es necesario contar con toda la información pertinente del caso. De esta forma, se podrá hacer una reclamación sólida. Entre la información a reunir podemos encontrar:

  • ¿Por qué el paciente asistió al hospital en primer lugar?
  • ¿Qué procedimiento médico se le realizó? Que sea de forma detallada.
  • ¿Cuál fue el problema que derivo del procedimiento médico? Es decir, ¿Qué lesión le causó?
  • ¿Cómo se ha desarrollado el problema luego de haberse efectuado la lesión?
  • ¿Cuál es el tratamiento que se ha aplicado al paciente consecuencia de la lesión que fue causada?

Reclamación

Con esta información en mano, se podrá iniciar el proceso de reclamación por negligencia médica, exigiendo la indemnización. Esa se realizará ante el ente competente, Sanidad Pública si se trataba de un sitio de salud pública o al ente privado, en caso de que el paciente haya acudido a la salud privada.

Luego de hacer el reclamo, se debe esperar un tiempo prudencial, de manera que puedan responder. Los escenarios que se presentan son tres: que la reclamación sea favorable y se pueda obtener la indemnización, que no sea satisfactoria la respuesta o que no haya respuesta alguna. Si se da cualquiera de estos dos últimos casos, se procederá a realizarse una demanda judicial por negligencia médica, donde frente a un tribunal y bajo la lupa tanto del perito como del juez, se analizará la situación para dictaminar si efectivamente se llevó a cabo una negligencia médica  si fue hecho gracias a un error humano.

Negligencias médicas comunes

  • Error en el diagnóstico: un error en el diagnostico puede dilatar que se tomen acciones para mitigar un dolencia que, de ser tratada inmediatamente, no podría representar mucho problema. Se considera que hay un error de diagnóstico cuando el médico da por sentado la dolencia y no usa todas las tecnologías a su alcance para analizar correctamente al paciente.
  • Error en la intervención quirúrgica: cuando, por obra del doctor (por acción u omisión) se producen daños en el cuerpo que no estaban estipulados para dicha operación quirúrgica.
  • Error en la prescripción médica: los medicamentos son químicos que causan efectos diversos en nuestro cuerpo. Equivocarse en la prescripción de alguno puede derivar incluso en la muerte de un paciente.
  • Transfusión de sangre con enfermedades infecciosas: la sangre puede albergar enfermedades infecciosas como el VIH. Si la sangre que se utiliza no ha sido debidamente analizada, se puede incurrir en una infección.

Indemnización por negligencia médica

Para poder obtener tu indemnización por negligencia médica, contacta con un abogado especialista en indemnizaciones en Madrid y estaremos encantados de atenderte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *